Observa este truco para conseguir que tus fogones estén siempre limpios sin ningún esfuerzo.

Trabajar en una cocina sucia es desagradable, la cocina debe estar limpia, ya que en ese lugar es donde preparamos los alimentos, es en ese lugar donde más sucio se acumula, cada vez que la usamos debemos dejarla limpia para evitar la proliferación de bacterias. Si la dejamos en perfecto estado después de usarla, cuando la necesitemos no tendremos que perder tiempo hacheándola, y evitaremos que los alimentos se contaminen, aunque todos sabemos que estos mismos son los que ensucian la cocina. Mira el siguiente vídeo con toda la información.